¿Qué es el ozono?

Es un gas compuesto por tres átomos de oxigeno que esta en la atmósfera. La característica química del ozono más relevante, es su inestabilidad y su capacidad para convertirse de nuevo en oxígeno normal

De forma natural se genera mediante la acción de los rayos ultra-violetas sobre el oxígeno atmosférico creando la capa de ozono cuyo cometido es filtrar y reflejar la radiación ultra-violeta procedente del sol.

 De forma artificial se genera utilizando generadores de ozono, que provocan descargas eléctricas sobre lámparas UVC (el sistema más efectivo ya que el poder de las fuentes de luz UVC es alto, estas fuentes operan en la longitud de onda necesarias para destruir el ADN), como si se tratase de una tormenta, llamado también “efecto corona” y que produce el ozono o bien con placas cerámicas.

¿La desinfección con ozono?

 La limpieza con ozono es un proceso de desinfección y esterilización que elimina gérmenes, químicos, bacterias, malos olores y sustancias perjudiciales para el ser humano.

El ozono está reconocido como un potente bactericida, germicida, fungicida y desodorante.

El ozono se utiliza en muchísimos y diferentes sectores, medicina, tratamientos de agua, agricultura, conservación de alimentos, tratamiento de aire, etc

  • Proporciona una eficacia superior al 99% en la eliminación de virus, bacterias, ácaros y hongos. El ozono es efectivo con la mayor parte de microorganismos conocidos
  • Su eficacia concreta contra el corona virus COVID-19 aun no ha podido ser detallada, ni existen estudios que lo respalden al tratarse de un virus en fase de estudio.
  • Sí existen datos que avalan la eficacia de los tratamientos con ozono para la eliminación de otros corona virus, como por ejemplo el SARS
  • Los virus tienen una dosis de inactivación entre 8000 y 20000 microJ / cm2
  • Su forma de actuar es mediante un proceso conocido como “lisis celular” ,destrucción de celda, en tan solo segundos. Debido a esto, los microorganismos no pueden desarrollar cepas resistentes

¿Es eficaz la desinfección con ozono?

Es eficaz desinfectando el ambiente y también las superficies y objetos presentes en el área donde actúa.

Cualquier superficie queda desinfectada tras la correcta aplicación de ozono.

Se puede emplear para la desinfección y eliminación de olores en prendas de vestir,  calzado, herramientas, mobiliario, vehículos o cualquier utensilio que sea necesario.

  • El ozono penetra de forma natural en todos los recodos y rincones.
  • Tras su aplicación, el ozono desaparece por completo, disuelto en el aire, y no hay  restos químicos, ni residuos.
  • Es muy poderoso, el ozono no dura mucho y simplemente hace su trabajo y desaparece.

¿Se puede usar con seguridad?

Después de realizar una esterilización profunda se puede utilizar la estancia de inmediato siempre que se realice una correcta ventilación,  y si no la hay, se tiene que esperar un tiempo prudencial. (Véase los manuales del generador de ozono ya que dependerá del volumen del local y el tiempo que ha estado en funcionamiento).

En cuanto a su ficha toxicológica el ozono está clasificado únicamente como AGENTE IRRITANTE y sólo en aire. (sustancias y preparados no corrosivos que, por contacto breve, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria)

Esta clasificación está referida únicamente a su concentración en el aire, es decir a los problemas derivados de su inhalación, que depende tanto de las concentraciones como de los tiempos de exposición.

A muy altas concentraciones puede causar irritación en la piel y los ojos. A largo plazo, los efectos potenciales que se han detectado han sido jaqueca, irritación de nariz y garganta, constricción del pecho y congestión pulmonar.

A nivel internacional son un referente las recomendaciones de la OMS, que estipula una concentración máxima de ozono en el aire para el público en general de 0,05 ppm (0,1 mg/m3), para exposiciones diarias de ocho horas, al igual que la recomendación de seguridad de la Legislación Española de <100 µg/m3 (UNE 400-201-94), que se basa en las recomendaciones de la OMS.

Es decir, el ozono puede ser irritante a niveles superiores a 0,05 ppm con 8 horas de exposición.

No está clasificado como cancerígeno en ninguna circunstancia, como otros agentes desinfectantes.

Resumiendo, para una mayor tranquilidad para los posibles usuarios recomendamos 2 opciones:

1.  Después de usar el dispositivo por x tiempo, proceda al cambio total de aire, en este caso no se necesita tiempo de espera antes de acceder al habitáculo.

2.  Después de haber esterilizado, no puede o no quisiera renovar el aire actual, en este caso es necesario esperar a que el ozono presente decaiga. A temperatura ambiente el ozono a 20 °C se reduce a la mitad de su concentración cada 40 minutos, si la temperatura aumenta, el tiempo disminuye, si disminuye se alarga. (ver las recomendaciones de cada fabricante)

Sistemas de generadores de ozono ¿qué sistema escoger?   

Hay dos sistemas para producir ozono, a través de placas cerámicas y a través de lámparas UV.

Las más efectivas son las lámpara UV (la luz ultravioleta de alta intensidad son utilizadas en hospitales para la desinfección de quirófanos)

Una lámpara UV con una dosis de 20,000 μW / cm2 por segundo es suficiente para eliminar la mayoría de los virus y microorganismos (a una densidad de 0.08 PPM hora de ozono) y dependiendo de la potencia de la lampara producirá más o menos cantidad (una lámpara de 16 Watios produce 200 mg hora). Es decir las PPM sería la densidad y los mg sería la cantidad absoluta.

Por lo cual si no tiene la suficiente potencia, la cantidad de PPM efectiva para desinfectar sería insuficiente, y la capacidad de producción (mg/hora) quedaría de forma secundaria ya que afectaría a que pueda o no cubrir la totalidad del espacio a tratar.

Resumiendo, si produce mucha cantidad (mg/hora) pero con baja densidad (PPM/hora) no lograremos los efectos deseados.

¿En mi comercio tengo que vaciar el género para ozonizar?

El uso del ozono es completamente seguro en todo tipo de comercios y negocios.

No es necesario vaciar el establecimiento ya que el ozono no deja residuos y desaparece completamente tras su uso.

Puede emplearse en tiendas de alimentación, restaurantes, farmacias, estancos, tiendas de ropa, ferreterías, peluquerías, clínicas dentales, centros de salud, etc.

¿Normativa?

El uso del ozono como biocida está autorizado por la Directiva 98/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo del 16 de febrero de 1998 relativa a la comercialización de biocidas.

El Reglamento de productos biocidas (RPB) es la norma 9  va de referencia Estatal. El ozono ha sido incluido como sustancia activa dentro del grupo principal 1 “desinfectantes y biocidas generales” y dentro del tipo de productos 2 “desinfectantes usados en los ámbitos de la vida privada y de la salud pública y otros biocidas.

Especial importancia presenta la Norma Española (UNE 400-201-94), recomendaciones de seguridad en generadores de ozono para tratamiento de aire donde autoriza su utilización de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.